Enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo. Cada año mueren más personas por ECV que por otra causa.

Según la OMS, las enfermedades cardiovasculares (ECV) son un grupo de desórdenes del corazón y de los vasos sanguíneos, entre los que se incluyen:

  • Cardiopatía coronaria: enfermedad de los vasos sanguíneos que irrigan el músculo cardiaco.
  • Enfermedades cerebrovasculares: enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro.
  • Arteriopatías periféricas: enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan los miembros superiores e inferiores.
  • Cardiopatía reumática: lesiones del músculo cardiaco y de las válvulas cardíacas debidas a la fiebre reumática, una enfermedad causada por bacterias denominadas estreptococos.
  • Cardiopatías congénitas: malformaciones del corazón presentes desde el nacimiento.
  • Trombosis venosas profundas y embolias pulmonares: coágulos de sangre (trombos) en las venas de las piernas, que pueden desprenderse (émbolos) y alojarse en los vasos del corazón y los pulmones.

Síntomas de las enfermedades cardiovasculares

No todos los síntomas de las enfermedades del corazón tienen que ver con dolores en el pecho. Por eso es fácil ignorarlos:

  • Dolor en el cuello y la mandíbula.
  • Hinchazón en pies y piernas.
  • Falta de aire.
  • Dolor en la boca del estómago.
  • Ronquidos.

Aunque los anteriores, no son síntomas exclusivos de enfermedades cardiovasculares, también pueden tratarse de:

  • Niveles elevados de colesterol y triglicéridos en la sangre.
  • Presión arterial alta.
  • Diabetes.
  • Tabaquismo.
  • Antecedentes familiares de enfermedades cardíacas.
  • Obesidad.
  • Falta de ejercicio.

Causas de las enfermedades cardiovasculares

Existen varios factores reconocidos que aumentan el riesgo a desarrollar una enfermedad cardiovascular, muchos de los cuales son modificables.

Un factor de riesgo modificable es aquel que se puede prevenir, eliminar o controlar. Entre ellos se encuentran:

  • Niveles elevados de colesterol, triglicéridos y otras sustancias grasas en la sangre.
  • Presión arterial elevada.  
  • Elevados niveles de ácidos úrico en la sangre (ocasionados principalmente por dietas con un alto contenido proteico).
  • Ciertos desórdenes metabólicos, como la diabetes.
  • Obesidad.
  • Tabaquismo.
  • Falta de ejercicio físico.
  • Estrés crónico.

Diagnóstico de las enfermedades cardiovasculares

Algunas de las pruebas comunes usadas para diagnosticar enfermedades cardiovasculares incluyen:

  • Análisis de sangre: Los pruebas de laboratorio se utilizan para descubrir los factores de riesgo para las enfermedades cardíacas.
  • EKG/ECG (electrocardiograma): Esta es una prueba simple y sin dolor que registra la actividad eléctrica del corazón. 
  • Prueba de la tensión: La prueba descubre los efectos del ejercicio sobre el corazón.
  • Ecocardiografía: Esta prueba utiliza ondas acústicas para crear una imagen en movimiento del corazón.
  • Angiografía coronaria y cateterización cardiaca: Esta prueba es invasiva. Un tinte se inyecta en las venas para alcanzar las arterias coronarias.
  • Pecho X Ray: Esta es una prueba que muestra la forma y la talla de los pulmones del corazón y de los vasos sanguíneos mayores.
  • Tomografía calculada del Electrón-Haz o EBCT: Se usa paradescubrir los depósitos o las calcificaciones del calcio en las paredes de las arterias coronarias.
  • MRI cardiaco: Utiliza las ondas de radio, los imanes y una computadora para crear los retratos del corazón.

Tratamiento de las enfermedades cardiovasculares

El tratamiento varía y puede incluir cambios en el estilo de vida, medicamentos, cirugías, colocación de stent o marcapasos.

Estos son los tratamientos para los tipos más comunes:

Enfermedad coronaria: El tratamiento incluye cambios en el estilo de vida, medicamentos y cirugía.

Hipertensión arterial: Llevar una dieta saludable, con menos sal, ejercitarse y tomar medicamentos.

Paro cardiorrespiratorio: Al tratarse de una emergencia médica, necesita RCP inmediata o el uso de un desfibrilador.

Insuficiencia cardíaca: El tratamiento incluye una dieta baja en sal, limitar los fluidos y tomar medicamentos con prescripción.

Arritmia: El tratamiento puede incluir fármacos antiarrítmicos o procedimientos médicos.

Enfermedad arterial periférica: Dejar de consumir tabaco, hacer ejercicio y seguir una dieta saludable.

Derrame cerebral: El tratamiento temprano con medicamentos como el tPA (activador del plasminógeno) puede minimizar el daño en el cerebo.

Cardiopatía congénica: Uso de medicamentos para bajar la presión arterial y controlar la frecuencia cardíaca.


Prevención de las enfermedades cardiovasculares

He aquí algunos ejemplos de intervenciones poblacionales que se pueden aplicar para reducir las ECV:

  • Políticas integrales de control del tabaco.
  • Impuestos para reducir la ingesta de alimentos con alto contenido de grasas, azúcar y sal.
  • Construcción de vías peatonales y carriles para bicicletas con el fin de promover la actividad física.
  • Estrategias para reducir el consumo nocivo de alcohol.
  • Suministro de comidas saludables en los comedores escolares.

También es posible reducir el riesgo de ECV de las siguientes maneras:

  • Realizando actividades físicas de forma regular.
  • Evitando la inhalación activa o pasiva de humo de tabaco.
  • Consumiendo una dieta rica en frutas y verduras.
  • Evitando los alimentos con muchas grasas, azúcares y sal.
  • Manteniendo un peso corporal saludable.
  • Evitando el consumo nocivo de alcohol.

Estadísticas

Datos importantes acerca de las enfermedades cardiovasculares por la Organización Mundial de la Salud:

  • Las enfermedades cardiovasculares afectan en mayor medida a los países de ingresos bajos y medianos.
  • Más del 80 % de las defunciones por esta causa se producen en esos países.
  • 80 % de los infartos de miocardio y de los AVC prematuros son prevenibles.
  • 75 % de las muertes causadas por enfermedades cardiovasculares se producen en países de ingresos bajos y medios.
  • El consumo de tabaco, una dieta malsana y la inactividad física aumentan el riesgo de infartos de miocardio

Viviendo con enfermedades cardiovasculares

Es importante que un paciente de cualquier enfermedad cardiovascular se informe acerca de qué actividades puede realizar y cuáles no. Así como saber los medicamente que debe tomar al tener una crisis.

También es importante que reconozca los signos de que su condición está empeorando. Además de tener siempre cerca los contactos de quienes puedan brindarle ayuda en caso de una emergencia.

 

Comentarios de Facebook

{{tituloFormulario}}

Ingresa tu número Claro
Ingresa el PIN envíado por SMS:
¡La suscripción ha sido efectuada con éxito!
Ahora puede comenzar a disfrutar de todos los beneficios de Guía Salud.
{{errorMessage.text}}
¡Usted ya es un usuario Premiun, le invitamos a disfrutar de nuestros beneficios!