Cardiopatía

La cardiopatía se da a través del estrechamiento de los pequeños vasos sanguíneos que suministran la sangre y oxígeno al corazón.

La cardiopatía es un tipo de enfermedad que afecta el corazón o los vasos sanguíneos.

La cardiopatía más común es la enfermedad de la arteria coronaria (arteria coronaria estrecha u obstruida), que puede producir dolor de pecho, ataques cardíacos o derrame cerebral.

Otras cardiopatías son la insuficiencia cardíaca congestiva, los problemas del ritmo cardíaco, la enfermedad cardíaca congénita (enfermedad cardiaca desde el nacimiento) y la endocarditis (inflamación de la capa interna del corazón). También se llama enfermedad cardiovascular.


Síntomas de la cardiopatía

El dolor o molestia en el pecho (angina) es el síntoma más común. Este dolor se siente cuando el corazón no está recibiendo suficiente sangre u oxígeno. La intensidad del dolor varía de una persona a otra.

Se puede sentir pesadez o como si alguien estuviera comprimiendo el corazón.

El dolor se siente debajo del esternón, pero también puede sentirse en el cuello, los brazos, el estómago y la parte superior de la espalda.

Este dolor con frecuencia se presenta con actividad o emoción y desaparece con el reposo o con una medicina llamada nitroglicerina.

Otros síntomas incluyen dificultad para respirar y fatiga con actividad (esfuerzo).

Algunas personas presentan síntomas distintos del dolor torácico, como:

  • Dificultad para respirar.
  • Debilidad general.
  • Fatiga.

Causas de la cardiopatía

La cardiopatía coronaria es causada por la acumulación de placa en las arterias que van al corazón. Esto también se puede llamar endurecimiento de las arterias (arterioesclerosis).

  • El material graso y otras sustancias forman una acumulación de placa en las paredes de las arterias coronarias. Dichas arterias llevan sangre y oxígeno al corazón.
  • Esta acumulación provoca que las arterias se estrechen.
  • Como resultado, el flujo de sangre al corazón puede disminuir o detenerse.

El riesgo de ciertas cardiopatías puede aumentar por consumo de productos del tabaco, presión arterial alta, colesterol alto, mala alimentación, falta de ejercicio u obesidad.


Diagnóstico de la cardiopatía

Entre las pruebas más importantes que pueden realizarse se destacan las siguientes:

  • Electrocardiograma (ECG o EKG): Registra la actividad eléctrica del corazón a medida que se contrae y se relaja. Permite detectar la presencia de latidos anormales y determinar también si se han lesionado ciertas áreas, si no hay un flujo adecuado de sangre, o si se ha producido un agrandamiento del músculo cardíaco.
  • Análisis de sangre: Permite detectar la presencia de enzimas u otras sustancias que el organismo produce cuando las células empiezan a morir. Estas sustancias constituyen “marcadores” que ayudan a determinar la extensión del daño sufrido por el corazón.
  • Gammagrafía cardíaca nuclear: Revela las áreas afectadas del corazón que tienen un flujo insuficiente de sangre. También puede ayudar a determinar problemas relacionados con la capacidad de bombeo del corazón. Esta prueba utiliza radiotrazadores que permiten analizar cómo fluye la sangre en el corazón.
  • Angiografía coronaria (o arteriografía): Utiliza un medio de contraste y rayos X especiales para obtener imágenes del interior de las arterias coronarias.

Tratamiento de la cardiopatía

Para prevenir o controlar las cardiopatías coronarias, es necesario cambiar el estilo de vida. Pero en algunos casos se requiere el uso de medicamentos:

Los medicamentos antiplaquetarios como la aspirina: Evitan la formación de coágulos en la sangre, lo que ayuda a mantener las arterias libres de bloqueos.

Los anticoagulantes: Reducen el riesgo de que se formen coágulos en el corazón, en las venas o en las arterias.

Los glucósidos digitálicos: Hacen que el corazón se contraiga con mayor fuerza y por ello se utilizan cuando capacidad de bombeo se encuentra.

Los inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina (ACE inhibitors en inglés): Impiden la producción de una sustancia química que causa el estrechamiento de los vasos sanguíneos.

Los betabloqueadores: Reducen el pulso y la fuerza de las contracciones cardíacas, lo cual reduce la presión arterial, asi el corazón realiza menos esfuerzo. Se utilizan para controlar la presión alta arterial, aliviar la angina de pecho y prevenir ataques.

Los nitratos (nitroglicerina): Relajan los vasos sanguíneos y alivian la angina de pecho.

Los antagonistas del calcio: Relajan los vasos sanguíneos. Se utilizan para tratar la alta presión arterial y la angina de pecho.

Los diuréticos: Reducen la cantidad de líquido en el organismo.

Los agentes trombolíticos: Son fármacos que se administran cuando ocurre un ataque cardíaco para disolver el coágulo que se haya formado en la arteria coronaria, a fin de restablecer el flujo de sangre.


Prevención de la cardiopatía

Para reducir el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca, MedlinePlus recomienda:

  • Controlar la presión arterial.
  • Mantener los niveles de colesterol y triglicéridos bajo control.
  • Mantener un peso saludable.
  • Alimentarse con una dieta saludable.
  • Hacer ejercicio regularmente.
  • Limitar el consumo de alcohol.
  • No fumar.
  • Controlar el estrés.
  • Controlar la diabetes.
  • Asegurarse de dormir lo suficiente.

Estadísticas

Datos importantes acerca de las enfermedades cardiovasculares por la Organización Mundial de la Salud:

  • Las enfermedades cardiovasculares afectan en mayor medida a los países de ingresos bajos y medianos.
  • Más del 80 % de las defunciones por esta causa se producen en esos países.
  • 80 % de los infartos de miocardio y de los AVC prematuros son prevenibles.
  • 75 % de las muertes causadas por enfermedades cardiovasculares se producen en países de ingresos bajos y medios.
  • El consumo de tabaco, una dieta malsana y la inactividad física aumentan el riesgo de infartos de miocardio

Viviendo con cardiopatía

Es importante que un paciente de cardiopatía u otra enfermedad cardiovascular se informe acerca de qué actividades puede realizar y cuáles no. Así como saber los medicamente que debe tomar al tener una crisis.

También es importante que reconozca los signos de que su condición está empeorando. Además de tener siempre cerca los contactos de quienes puedan brindarle ayuda en caso de una emergencia.


Comentarios de Facebook

{{tituloFormulario}}

Ingresa tu número Claro
Ingresa el PIN envíado por SMS:
¡La suscripción ha sido efectuada con éxito!
Ahora puede comenzar a disfrutar de todos los beneficios de Guía Salud.
{{errorMessage.text}}
¡Usted ya es un usuario Premiun, le invitamos a disfrutar de nuestros beneficios!