Conoce los 3 tipos de apego infantil

Hablamos de los tipos de apego infantil, un vínculo afectivo que determinará la personalidad de los niños y su forma de relacionarse con los demás.

Los distintos tipos de apego infantil se desarrollan temprano en el crecimiento del niño, por lo tanto, la probabilidad de mantenerse durante toda la vida es alta.

Para comprender correctamente la importancia de este vínculo, es importante entender los distintos tipos de apego infantil, cómo se desarrollan, y el impacto de estos en el desarrollo de los niños.

Existen tres patrones o tipos de apego infantil importantes, estos son:

1.  Apego seguro

Los niños son capaces de percibir a sus padres como una base de seguridad cuando están angustiados.

Sus cuidadores son sensibles a sus necesidades y por eso tienen la confianza de que estarán disponibles, los atenderán y ayudarán ante cualquier situación.

Por lo general, quienes crecen con este tipo de apego, suelen ser más estables, seguros en su interacción social y desarrollan relaciones personales satisfactorias.

2. Apego evasivo

Los niños exhiben cierto desinterés y desapego ante la presencia de quienes los cuidan durante sus períodos de angustia.

Se debe a que tienen poca confianza en que serán ayudados. Muestran inseguridad hacia las demás personas y suelen mantenerse distanciados.

Estos comportamientos comienzan muy temprano, cuando se ignora al bebé o se muestran señales de enfado ante sus angustias.

3. Apego ansioso-ambivalente

Los niños responden a la separación abrumados. Con angustia intensa y mezclan comportamientos de apego con expresiones de enojo, resistencia y protesta.

Se da por la inconsistencia en las habilidades emocionales de quienes cuidan de ellos. Por lo tanto, tampoco existen expectativas de confianza o respuesta de parte de los mismos.

Según la Enciclopedia sobre el Desarrollo de la Primera Infancia, si existe un vínculo estable entre padres e hijos, a los niños se les da mejor controlar sus emociones negativas en situaciones de estrés.

También desarrollan mejores competencias sociales. Y tienen más confianza en sí mismos a la hora de explorar el mundo en torno a ellos.

La relación más importante en la vida de un niño, es la que tiene con su madre, padre, o cuidador primario. Porque es la primera relación y determina el modelo biológico y emocional para sus relaciones a futuro.

Es importante brindar a los niños el cuidado adecuado desde los primeros meses de vida para que su desarrollo tenga bases sólidas.

La atención, comprensión y cariño de parte de los padres de familia o quienes cuidan de ellos, son factores que influyen en su formación como personas, construyen sus actitudes y determinan su personalidad.

Comentarios de Facebook

{{tituloFormulario}}

Ingresa tu número Claro
Ingresa el PIN envíado por SMS:
¡La suscripción ha sido efectuada con éxito!
Ahora puede comenzar a disfrutar de todos los beneficios de Guía Salud.
{{errorMessage.text}}
¡Usted ya es un usuario Premiun, le invitamos a disfrutar de nuestros beneficios!